PERO LA MINISTRA NO CONCRETA FECHAS

Pajín asegura que trabaja para que el centro sobre el Parkinson en Cartagena sea una realidad


El popular Jesús Aguirre critica que desde 2004 todos los ministros de Sanidad se han hecho “fotos” prometiéndolo

Redacción. Madrid
La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, ha asegurado que el Gobierno trabaja para que el centro de referencia estatal de atención a personas con enfermedad de Parkinson, que prevé construirse en Cartagena (Murcia), sea "una realidad", pero en ningún momento ha hablado de fechas para su levantamiento y puesta en funcionamiento.

En respuesta a una pregunta del senador ’popular’ Jesús Ramón Aguirre, Pajín ha explicado que la crisis económica ha obligado a variar el calendario de algunas inversiones, pero ha remarcado que el centro de atención a personas con Parkinson es una obra "de gran importancia", si bien ha reconocido que su construcción y puesta en funcionamiento forma parte de un plan que dura "varios años".

Sin embargo, ha dejado claro que esto no significa que el proyecto esté paralizado, "ni mucho menos". De hecho, ha subrayado que en los últimos meses se han hecho "gestiones" para "definir mejor el modelo del centro, incluyendo las funciones y tareas del mismo". Así pues, ha insistido en que el ministerio continuará con el objetivo de levantar el centro y trabajando para que sea "una realidad", razón por la que, según ha añadido, existe un proyecto de ejecución, el cual está en el plan de inversiones del Imserso para el próximo año.

Pero en opinión del senador Aguirre, el centro lleva desde 2004 en proyecto y ha recordado que todos los ministros que han pasado por Sanidad se han hecho "fotos" prometiéndolo, pero que lo que de verdad espera es "la foto de la inauguración", algo para lo que, a su juicio, debe haber "voluntad política". Por ello, ha preguntado a Pajín por qué el centro no se ha construido y desarrollado todavía. Para Aguirre, este retraso ha supuesto un "engaño" no sólo para los afectados por la enfermedad y sus familias, sino para el propio Ayuntamiento de Cartagena.