APROBADA UNA MOCIÓN DEL PARTIDO POPULAR

La Comisión de Sanidad del Senado insta al Gobierno a que la píldora del día después se dispense “exclusivamente bajo prescripción médica”


El texto pide un protocolo estandarizado sobre el mecanismo de acción del fármaco y sus posibles efectos adversos

Redacción. Madrid
El Grupo Popular del Senado, con el apoyo de CiU, ha sacado adelante en la Comisión de Sanidad, Política Social y Consumo de la Cámara alta una moción que insta al Gobierno a que la dispensación de la píldora del día después sea "exclusivamente bajo prescripción médica" tanto en la sanidad pública como privada, de modo que se iguale al resto de compuestos hormonales, según reza el texto de la propuesta.

JPEG - 47.5 KB
Jesús Aguirre, senador del PP.

El senador popular Jesús Aguirre, encargado de defender la moción, ha señalado que en España existía "un circuito perfectamente engrasado por el que se suministraba la píldora del día después en los centros de salud bajo supervisión de personal sanitario", lo que venía acompañado de una derivación a un centro de Planificación Familiar. Este sistema estaba en marcha "en 10 de las 17 comunidades autónomas", pero en lugar de potenciar un sistema "que funcionaba bien, la Ministra Trinidad Jiménez acabó con ello, banalizando un tratamiento hormonal, siendo el único de este tipo que se dispensa sin receta". El senador popular Jesús Aguirre.

Por otra parte, la moción aprobada insta a que se elabore un protocolo coordinado con las Comunidades Autónomas para distribuir la información a los usuarios acerca del mecanismo de acción y posibles efectos adversos de la píldora del día después. Además, pide que se armonicen canales de derivación hacia Planificación Familiar y Educación Sexual ya que, según ha Aguirre, el Ministerio de Sanidad viene distribuyendo desde hace unos meses un folleto dirigido a las mujeres que utilizan la píldora del día después, que "incurre en graves imprecisiones y llega a negar los efectos secundarios y contraindicaciones de este fármaco, lo que supone un evidente caso de publicidad engañosa".

Objeción de conciencia

Uno de los caballos de batalla del Partido Popular y de una parte de la sociedad española y de los profesionales es la regulación del derecho a acogerse a la objeción de conciencia de los profesionales médicos y farmacéuticos en lo que se refiere a la prescripción y dispensación de la píldora del día después.

Así, dentro de la moción aprobada se solicita que se modifique la legislación vigente pues, según explica Aguirre, el suministro sin receta de la llamada píldora del día después ha supuesto "un claro retroceso, ya que hasta octubre del año 2009, se prescribía la píldora, por parte de los médicos, tanto en los centros de salud de atención primaria como en los servicios de urgencias".