“NO PODEMOS DEJAR SIN SALIDA A QUIEN NO QUIERE ESPECIALIZARSE”, ARGUMENTA EL DECANO

García-Estañ apuesta por un médico “válido” para la pública a caballo entre el grado y la especialización


La integración del periodo troncal en los últimos años de facultad favorecería esta opción

Óscar López Alba / Imagen: Diego S. Villasante y Miguel Ángel Escobar. Lerma
Durante el I Encuentro Global de Parlamentarios de Sanidad, organizado por Sanitaria 2000, el presidente de la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina, Joaquín García-Estañ, ha denunciado que completar con éxito los 6 años de Medicina “no sirve para obtener un título válido para ejercer de médico en la pública, y dejamos sin salida a los facultativos que no quieren especializarse”.

Así, ha apostado por un médico generalista que podría responder al patrón de 6 años de formación de grado y 2 más de especialización. El presidente de los decanos sabe la polémica que puede generar esta propuesta entre la especialidad de Medicina de Familia, aunque considera que es “una opción que debería estudiarse y desarrollarse con otras propuestas. No todas las plazas de especialista van a ser necesarias. Ya se está dando paro en algunas especialidades, y además hay que vigilar que no se utilice al residente como la base de la asistencia. Debemos volver a su enfoque original, que es el de formación”, ha indicado.

En lo que respecta a la reforma de la formación especializada, García-Estañ ha indicado que ni Sanidad ni Educación “estuvieron por la labor” del 4 + 2 ó 5 + 1 que hubiera permitido adaptar el periodo troncal entero o parte dentro de la formación de pregrado. “Ahí vamos a empezar a trabajar ahora. Habrá que ir poco a poco, porque acaban de introducirse cambios, pero lo ideal sería que el grado y la troncalidad convergieran”, ha dicho.

También ha reprochado que “el Ministerio de Sanidad ha estado de espaldas a la adaptación a Bolonia”, y aunque ha señalado que está a favor de la reforma, “no ha podido venir en peor momento, por la coyuntura de crisis económica que atravesamos.

La prueba MIR, “dañina para la facultad”

En cuanto a la prueba MIR, ha indicado que “hemos pedido que se modifique, porque hasta ahora es más distributiva que selectiva. Ha sido muy dañina para las facultades, porque ha orientado la formación de pregrado más a superarla que a formar médicos”. En este punto, ha afirmado que “queremos que la prueba final de grado sea la que pueda dar entrada a la formación especializada. Sanidad no debe evaluar cosas que ya han sido evaluadas”. A esto ha añadido que “con el 4 + 2 nos ahorraríamos ese año de regalo que le damos a las academias que preparan para el examen” MIR.

Bolonia, “un problema por delante”

Para la senadora de CiU Rosa Nuria Aleixandre, que ha moderado la mesa sobre Bolonia en el I Encuentro Global de Parlamentarios de Sanidad, “todavía tenemos un problema delante” en cuanto a la adaptación al Espacio Europeo de Estudios Superiores. “España lleva ocho años de retraso por haber desperdiciado varias oportunidades, como la LOU”, ha afirmado. Además, ha advertido de que “a mayo, sólo se habían adaptado el 50 por ciento de los grados, máster y programas de doctorado, y en el comienzo del curso 2010-11 se supone que ya tienen que estar todos listos”.