El Congreso acepta la tramitación de la reforma de la ley antitabaco

El Congreso acepta la tramitación de la reforma de la ley antitabaco


Se pedirán compensaciones para hosteleros y la financiación de tratamientos de deshabituación tabáquica

Leire Sopuerta Biota / Redacción. Madrid
El Pleno del Congreso de los Diputados ha aceptado la tramitación de la reforma de la ley antitabaco para extender la prohibición de fumar a todos los espacios públicos cerrados, sin excepciones para bares, restaurantes y locales de ocio como hasta ahora.

Así, han respaldado la iniciativa registrada por los grupos socialista y el de ERC-IU-ICV con el fin de mejorar la salud de los ciudadanos. Si bien, también han coincidido en criticar que la propuesta no proceda del Gobierno, en forma de proyecto de ley, al tiempo que han asegurado que durante el debate parlamentario presentarán algunas enmiendas, encaminadas a compensar a aquellos bares que hicieron reformas para adaptarse a la actual ley y mejorar la financiación de los tratamientos de deshabituación tabáquica.

En concreto, el texto de la reforma consta de un artículo único en el que básicamente se hace una relación de los lugares en los que se prohíbe fumar, "además de aquellos espacios definidos en la normativa de las comunidades autónomas" y "todos los espacios cerrados de uso público o colectivo". Así, como novedad se extiende la prohibición a todos los centros de ocio y esparcimiento, salas de fiesta, establecimientos de juego, bares, restaurantes y establecimientos de restauración, eliminando las excepciones que fijaba la actual ley para los establecimientos de hostelería en función de sus dimensiones.

Postura de los grupos

La diputada socialista ha apostado por “seguir avanzando” por mejorar la salud de los ciudadanos. Y ha pedido que, sin perder el objetivo final de la norma, se logre un texto lo más consensuado posible. Tarea que puede resultar compleja ya que a pesar del apoyo dado, el Partido Popular, representado por Mario Mingo, ha planteado muchos interrogantes. El Grupo Popular duda de que se vayan a reducir el número de fumadores y de que no vaya a ver repercusiones económicas. “Me pregunto si en la actual crisis económica es el momento de tomar medidas drásticas e irracionales”, ha dicho Mingo.

Tras criticar el planteamiento utilizado por el Gobierno para presentar esta modificación, el diputado popular ha asegurado que “presentaremos enmiendas que mejoren la sanidad y pediremos las comparecencias de todos los sectores, ya que el Ministerio no les ha querido escuchar”.

Para Gaspar Llamazares, de IU, no se trata de una medida “prohibicionista, sino que pretende el derecho a la salud”. El diputado, al igual que sus compañeros, ha remarcado la necesidad de “mejorar la protección a los no fumadores, ofrecer ayudas sanitarias a los fumadores y trabajar en el consumo de tabaco por parte de mujeres y jóvenes, que va en aumento. Además, ha denunciado el “boicot” que ha sufrido la ley actual por parte de responsables públicos y la “relajación en su cumplimiento, ya que antes se respetaba más que ahora”.

Tanto Concepció Tarruella, de CiU, como Fracesc Canet, de ERC-IU-ICV, han insistido en que defenderán compensaciones al colectivo hostelero. Eso sí, “sólo a aquellos que aplicaron la ley, que son pocos, pero que hicieron inversiones y se les debe compensar ya que el dinero gastado aún no ha sido amortizado”, según Tarruella. También la diputada de CiU ha adelantado que su grupo pedirá “que el SNS se haga cargo de los costes de los programas de deshabituación tabáquica”.