¿Quiere recibir la Publicación de Parlamentarios de Sanidad en su correo de forma gratuita?
Martes, 27 de marzo de 2012   |  Número 43
Acceda a nuestra hemeroteca
PARLAMENTo CATALÁN
ENTREVISTA CON EL PORTAVOZ DE SANIDAD, JOSEP MARÍA SABATÉ
EL PSC califica de “marketing político” los nuevos criterios de gestión de listas
Denuncia que Salud “oculta datos” y asegura que el porcentaje de espera es “mucho mayor”

Ángeles Blanco.
El PSOE de Cataluña cree que la situación de la sanidad catalana ha llegado a “límites preocupantes” como demuestran los datos sobre listas de espera presentados hace unos días por el consejero de Salud, Boi Ruiz. “Es un escándalo de cifras”, sostiene el portavoz de Sanidad del PSC en el Parlamento, Josep María Sabaté, a la vez que califica de “marketing político” los nuevos criterios de gestión de listas aprobados en el Parlamento.

Josep María Sabaté, portavoz sanitario del PSC.

Para el diputado socialista “cualquier mejora” en la gestión de las listas es “beneficiosa,” pero, considera que no es el camino que debe seguir la Consejería para combatir la espera, ya que no servirá “en absoluto” para mejorar las cifras. “Las listas siempre se han gestionado con criterios clínicos. Siempre hay posibilidad de mejora, pero plantearlo como una medida para mejorar los resultados es una frivolidad”, critica Sabaté en una entrevista concedida a 'Publicación de Parlamentarios de Sanidad'.

Los recortes sanitarios puestos en marcha por la Generalitat han disparado un 42,1 por ciento las listas de espera el último año. Un porcentaje que podría ser “mucho mayor” si se tuvieran en cuentan los procedimientos diagnósticos. Salud “oculta datos”, denuncia Sabaté, a la vez que recuerda que el porcentaje presentado responde sólo a los 14 procedimientos garantizados.

“La Consejería no publicita la espera en los procedimientos diagnósticos, sino que el paciente sólo forma parte de las listas de espera cuando entra en la lista previa de intervención quirúrgica”, explica el portavoz socialista de Sanidad. Esto supone un “retraso” en la incorporación y un “riesgo” para el paciente, ya que en un porcentaje de casos estas pruebas diagnósticas previas derivan en intervenciones quirúrgicas.

 

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com